Alta Expresión. En el mundo del vino se denomina alta expresión a aquellos caldos en los que su autor opta por trabajar en libertad y prescindir de los indicativos tradicionales de la crianza. Así el enólogo elabora un vino totalmente personal, poderoso y expresivo. Es una manera de entender la crianza que implica singularidad y genialidad.
Del mismo modo el Expresionismo Abstracto, o Informalismo, de Francisco Farreras, Luis Feito, Martín Chirino, Rafael Canogar y Gustavo Torner, rompió radicalmente con el contexto de su tiempo, un acto poderoso, personal y expresivo que convirtió a estos autores en parte de la vanguardia internacional de los años 50.
Este proyecto desarrollado durante tres años de continuo contacto con estos artistas, es tanto un homenaje, como una narración personal.
ver exposición